DINÁMICAS SOCIALES

Dinámicas Sociales y Geografía

Cuando escuchamos hablar sobre Geografía, posiblemente, la primera imagen que viene a nuestra mente es la de un mapamundi o un globo terráqueo donde observamos un esquema de los diferentes paisajes, mares, ríos, montañas, glaciares y llanuras. Esta noción corresponde a una parte de la Geografía dedicada a la medición y representación de las características físicas de la superficie de la Tierra. Sin embargo, en ese mismo espacio geográfico ocurren fenómenos naturales y sociales que conforman aquello que experimentamos y percibimos a diario. Estos fenómenos interactúan entre sí, dando como resultado un sinnúmero de dinámicas que constituyen el entramado de nuestra realidad. 

De esta manera, nos damos cuenta que la Geografía se encarga, también, de estudiar las interacciones entre los seres humanos y el ambiente en un momento y espacio determinados. Estas interacciones son recíprocas; por su parte, la actividad humana moldea la superficie terrestre y, a su vez, el ambiente condiciona el accionar del ser humano. Precisamente, la exploración de las dinámicas que se dan entre los sistemas sociales y naturales es el denominador común que tienen los proyectos que llevamos a cabo el Instituto de Geografía de la Universidad San Francisco de Quito.

Examinar cómo los diferentes ámbitos de la vida cotidiana transforman el ambiente y cómo éste determina los modos de vida de las poblaciones nos ayuda a comprender las diferentes problemáticas socio-ambientales. Por ejemplo, aspectos como el aumento de la frontera agrícola, extracción de recursos naturales, deforestación, pérdida de biodiversidad, cambio climático y expansión urbana son manifestaciones de cómo han cambiado las formas en que las comunidades se relacionan con el entorno que les rodea. 

Entender las causas y consecuencias de estos procesos nos permite plantear alternativas y soluciones que hagan posible un equilibrio entre el mantenimiento de los ecosistemas que sustentan la vida y la satisfacción de las necesidades de los habitantes que viven en ellos. En la actualidad, la búsqueda de este equilibrio es el principal reto que enfrenta la humanidad. Como sociedad y como individuos tenemos la responsabilidad de cambiar nuestros comportamientos y prácticas para hacer de este planeta un verdadero hábitat para todas las especies.